martes, 10 de noviembre de 2009

LA DESERCIÓN DE VALORES EN LAS ORGANIZACIONES ACTUALES




Pienso que en las organizaciones actuales se vive el conflicto interno; debido a la falta de valores como la honestidad, el respeto, la tolerancia, la responsabilidad, el compromiso, la lealtad, el compañerismo entre otros; y por lo contrario se reflejan muchos mas anti valores como el egoísmo, la deshonestidad, la irresponsabilidad, el irrespeto entre otros.

Opino que no son pocas las personas especializadas en el tema de los valores; que coinciden en que vivimos en una época de falta de sentido, criterio que se difunde rápidamente; no se puede perder de vista que en el actual mundo en que vivimos se perfila, cada vez más la decadencia moral y se ponen en crisis valores humanos universales. Que han sido conquistas históricas del progreso moral de la humanidad.


Por otra parte, creo que no hay duda de que estamos en tiempos en que estos anti valores asaltan y se hacen sentir por donde quiera; sin embargo, esta situación no quiere decir que se dejen de formar valores; pues un factor esencial sigue y tendrá que seguir siendo el hombre y su formación en sus múltiples acciones.


De igual manera pienso que la importancia de los valores está en que se convierten en un elemento motivador de las acciones y del comportamiento humano; y definen el carácter fundamental y definitivo de
la compañia; creando un sentido de identidad del personal con la organización. Además pienso que son importantes porque describen lo que es primordial para los integrantes de toda la empresa.


Creo también que identifican los resultados que la mayoría espera, guían las actuaciones y determinan si la organización tendrá éxito. Así mismo, cuando los valores hacen parte de la empresa se obtienen varios beneficios como son: moral alta, confianza, colaboración,
productividad, éxito y resultados. Por lo tanto, los valores son formulados, enseñados y asumidos dentro de una realidad concreta y no como entes absolutos en un contexto social.

De igual manera opino que los valores deben ser claros, iguales compartidos y aceptados por todos los miembros y niveles de la organización, para que exista un criterio unificado que compacte y fortalezca los intereses de todos los miembros con la organización.



En conclusión pienso que el problema de la formación en valores ocupa un lugar esencial en las discusiones actuales en todos los ámbitos; no sólo se valora la necesidad de trabajar en las organizaciones, que han centrado su trabajo en sus clientes; hoy se impone la necesidad de formar valores en los integrantes de las organizaciones. A partir de aquí se comprende la necesidad de consolidar determinados valores que se deben compartir por ambos.


Por otra parte opino que el funcionamiento de las organizaciones está determinado en alguna medida por los valores que poseen; éstos funcionarán como un sistema operativo y de orientación. Por ello, la formación de los valores compartidos debe enfocarse a la creación de mecanismos, estrategias y proyectos para acelerar el desarrollo y fijación de tales valores organizacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada